Weekly News

ImprimirRecomendar nota

Historia de Yani Bigando, hijo de italianos pero cananense de corazón

Escrito por: Víctor Villa

Cananea, Sonora, a 21 de junio de 2022.- Los señores Pedro Bigando y María de Bigando, fueron dos ciudadanos de nacionalidad italiana que llegaron a Cananea en la segunda década del siglo pasado, donde criaron a su único hijo, Yani Bigando, quien desarrolló amor por su ciudad al destacar como deportista y como trabajador minero.

El Cronista del municipio, Isauro Jerez Rochín, relató que Don Pedro llegó a Cananea a días de la primera guerra mundial, tal vez para huir de aquella gran masacre y después de trabajar en las viejas minas, estableció su panadería en el hoy viejo edificio de la avenida Juárez, contiguo al Puente de Arco. Al acumular un buen capital, regresó a su tierra donde conoció a María para casarse con ella y regresar a Cananea.

De este matrimonio nació Yani, él creció en aquel hogar que combinó los negocios de panadería y pastelería, de niño fue buen acólito, recibía su domingo de parte de la Iglesia para gastarlo con sus amigos en chucherías y en el cine lírico, cursó la primaria en la escuela Benito Juárez, la secundaria en la Mártires de 1906 y la universidad en los Estados Unidos.

Tras graduarse con excelentes promedios, decidió volver a su ciudad natal, fue contratado por The Cananea Consolidate Copper Company como ingeniero en las minas del tajo, en su juventud se distinguió como un buen beisbolista y en la década de los años sesentas jugó varias temporadas con los Mineros de Cananea.

Yani murió el día 17 de enero de 1999, y aunque fue un cananense de corazón, después de sus honras fúnebres en la ciudad, fue llevado a la tierra de sus padres en Italia, pues así lo dispusieron sus familiares.


Publicar en:

Más información en ésta sección

Comentarios en ésta nota

Opina sobre ésta nota