Weekly News

ImprimirRecomendar nota

Promesas de mejorar el servicio de agua quedaron en intentos hasta llegar al hartazgo

Escrito por: Mariela Arvayo

Cananea, Sonora, a 25 de junio de 2020.- El recuento de la historia señala que desde 1902 el Gobierno del Estado otorgó la concesión y monopolio de la prestación del servicio de agua potable a la empresa minera, donde no existía un cobro directo por el consumo y era visto como una prestación para los trabajadores que se hizo extensivo a todos los residentes por casi un siglo, siendo hasta marzo de 1999 cuando la empresa abandonó el suministro y fue retomado por el estado.

Durante varias semanas la ciudad entró a una etapa de desconcierto con los habitantes acostumbrados a la idea de recibir el agua de manera gratuita y un descontrol del servicio sin nadie a cargo. En el 2000 el entonces Gobernador del Estado, Armando López Nogales, oriundo cananense, nombró un Patronato del Agua en Cananea (PAC) para vigilar la normalización del suministro y posteriormente se conformó la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Estado de Sonora (COAPAES) a quien se le encargó la operación directa del servicio.

En 2002 se presentó una oportunidad mediante la Comisión de Cooperación Ecológica Fronteriza (COCEF), una organización binacional creada por los gobiernos de México y Estados Unidos, con la función de desarrollar y certificar proyectos a favor de la franja fronteriza y a través de un proceso público abierto, con lo que se consideró a Cananea con un proyecto integral del sistema de agua potable, alcantarillado y saneamiento, que incluía rehabilitación y ampliación del sistema y la construcción de un tratamiento de aguas residuales, la inversión era de cerca de 38 millones de pesos con aportes de un 25 por ciento del municipio y estado,  25 por ciento de la federación y el 50 por ciento restante financiado por el Banco de Desarrollo de América del Norte, proyecto que nunca vio la luz.

Fue hasta abril de 2011 que con la llegada de otro Gobernador originario de Cananea, Guillermo Padrés Elías, que se anunció un importante proyecto en el rubro, cuando el mandatario llegó al mineral para dar arranque a una obra millonaria en la carretera Cananea a Agua Prieta, hizo el compromiso de invertir en una mejor distribución del agua, señaló que ya se habían empleado 55 millones de pesos y que pronto se terminaría la rehabilitación de la red, tanques elevados, nuevos pozos que ya estaban perforados y que abastecerían las necesidades de agua de los cananenses.

Mientras se dejó en manos del Gobierno Estatal la operatividad del agua debido a los limitados recursos del municipio para realizar un cambio significativo en el suministro del servicio, fue hasta el recibimiento del Fondo Minero en 2015 cuando se vislumbró una posible mejora, por lo que el Alcalde de la Administración 2015 - 2018, Fernando Herrera, solicitó a Cabildo la municipalización del Organismo Operador del Agua Potable, mismo que fue aprobado el 15 de julio de 2016.

Se presentó el proyecto con la intención de generar una mejor administración y operación de la dependencia, renovar el sistema de agua potable, garantizar un servicio eficiente y de calidad, con lo que se buscaba primero plasmar los beneficios e inversiones por parte del estado, además de la creación de una comisión que estaría al pendiente en cada uno de los pasos y se estimó que en 2017 el organismo operaría como parte del Ayuntamiento, algo que jamás se logró.

Según el diario Oficial de la Federación publicado en abril de 2015 señala que en la Ley de Aguas Nacionales y su Reglamento se contempla que la CONAGUA debe publicar cada 3 años la disponibilidad de las aguas subterráneas para el otorgamiento de una concesión, por lo que el Gobierno de México tiene conocimiento de múltiples estudios geohidrológicos de especialistas, que han sido realizados a la cuenca del Río de San Pedro y los otros cauces que abastecen a esta ciudad minera donde se indican las condiciones, y lo que sin duda resulta incoherente es el cambio de operatividad del Fondo Minero que realizó la federación le arrebató a Cananea, uno de los municipios mayormente beneficiados con este recurso la oportunidad de invertir en un rubro de vital importancia.

Internet no olvida, ni tampoco los ciudadanos y está demás señalar que los proyectos y estimaciones no cambiaron en nada la situación actual de desabasto y que ante una contingencia sanitaria llevó a la población al hartazgo. Por ello, el actual Presidente Municipal, Eduardo Quiroga, con la intención de municipalizar el servicio desde hace un año solicitó un estudio a la empresa minera, con el fin de sectorizar y reducir el consumo para que cada ciudadano disponga de 200 litros de agua las 24 horas, reducir los costos de energía eléctrica de los 4 millones de pesos mensuales que actualmente se generan, poner a trabajar todos los pozos, modernizar el viejo sistema con renovación de la infraestructura, tuberías y bombas, todo esto se lograría con una inversión de 600 millones de pesos con el respaldo del estado.


Publicar en:

Más información en ésta sección

Comentarios en ésta nota

Opina sobre ésta nota