Weekly News

ImprimirRecomendar nota

Godzilla vs Kong: Dos titanes al rescate del mundo

Escrito por: Tomado de Internet

Esta es la historia de los dos titantes de la cultura pop que hoy se enfrentan en la pantalla.

Era el año de 1861 y el explorador francés Paul Du Chaillu publicaría un libro sobre sus expediciones en el África Ecuatorial, que titularía Explorations and adventures in equatorial Africa. En dicho libro documenta la relación con los nativos del lugar y sus encuentros con animales exóticos como lagartos, cocodrilos y gorilas, específicamente uno de gran tamaño que los nativos llaman “El rey de la selva africana”. Al toparse con dicha bestia, Du Chailu lo describe como ‘una criatura infernal proveniente de una pesadilla, mitad hombre, mitad bestia’. En 1899, un niño de seis años llamado Merian C. Cooper quedó fascinado por el libro de Du Chailu, especialmente por este temible gorila.

Uno de los subgéneros más fuertes en la década de los 20 en Hollywood eran las aventuras en la selva, desde Tarzan of the Apes hasta The Lost World. Pero también hubo un falso documental titulado Ingagi, que trataba sobre una expedición habitada por todo tipo de criaturas. En él se capturaba un supuesto ritual –ficticio, ya que se trata de un mockumentary– que consistía en ofrecer esclavas sexuales a los gorilas ¿El resultado? La película fue un éxito y dio pie a que el joven Merian C. Cooper obtuviera financiamiento para King Kong, ya que RKO Studios vio que la fórmula de “Gorila + mujeres sexy” era exitosa. Y así fue que Kong llegó a la cima del Empire State cinematográfico.

Del otro lado del planeta, la Segunda Guerra Mundial dejó devastado al pueblo japonés; sus miedos sobre el holocausto tardaron años en sanar, y para 1954 volvieron a vivir la pesadilla tras el incidente del barco pesquero Lucky Dragon, navío que recibió una lluvia radioactiva provocada por los experimentos de Estados Unidos con la bomba de hidrógeno en las Islas Marshall –al sur de Japón–. Todos los tripulantes sufrieron por la radiación y uno de ellos murió. 

El director Ishiro Honda, quien sirvió al ejército japonés de 1935 a 1946 e incluso fue prisionero de guerra en China –aunque señaló que lo trataron bien y hasta le ofrecieron quedarse–, fue el encargado de llevar a la pantalla una historia que reunía las principales preocupaciones de la nación: los experimentos nucleares y sus repercusiones en la naturaleza y los ciudadanos de Japón. La trama de su película justo comienza con un pequeño navío que se topa con una enorme criatura proveniente del mar, desarrollada gracias a un ataque nuclear. Godzilla había nacido. 

 “Creo que hay algo de sencillez en estos personajes” nos dice el director de la película Godzilla vs Kong, Adam Wingard “Tratamos de crear monstruos, como el caso de Nozuki, que es esta serpiente con alas como si fuera también un murciélago. Es como un ser mitológico, pienso en películas modernas como Cloverfield o los kaijus en Titanes del Pacífico, hay esta tendencia de los monstruos modernos de diseñarlos dentro de un terreno propio a Lovecraft, con partes en sus cuerpos que, al ponerlas todas juntas, son difíciles de identificar”.

“He visto Cloverfield un par de veces y me tomó algo de tiempo el comprender cómo era realmente el monstruo. Y esa era una de las claves que teníamos para el desarrollo de nuestro universo en Godzilla vs. Kong, el pensar en monstruos más identificables, icónicos, a un nivel mitológico, y creo que es la sencilla identificación de estos personajes, especialmente Kong, lo que hace que estas dos criaturas sigan estando vigentes hasta el día de hoy”. 

A lo largo de su historia, Kong y Godzilla han estado presentes en cine en la mayoría de las décadas, con el monstruo japonés predominando en pantallas a lo largo de más de 60 años. Pero, ¿por qué será que en todos estos años nos seguimos identificando y apoyando en dos de las más gigantes estrellas de cine? Demián Bichir, quien interpreta a Walter Simmons, una suerte de magnate tecnológico, lo ve como una metáfora sobre la opresión de ciertos grupos.

“Todas las películas de monstruos, las que tienen de protagonistas criaturas fantásticas, sean vampiros, monstruos, hombres de la laguna verde, corresponden de manera muy clara al difícil camino que tienen las minorías en términos generales. Me parece una analogía muy concreta y muy exacta, que desafortunadamente ha permanecido a través de décadas».

De acuerdo con el actor, estos seres extraordinarios, especiales o distintos nos hablan del otro, de la discriminación. «Quienes se visten distinto o son de una raza o religión o preferencias sexuales diferentes a la tuya. A estas minorías se les estigmatiza y este tipo de películas los representan muy bien, por lo que es muy fácil que la gente se identifique con ellas”. 

La memoria colectiva que se tiene de estos dos monstruos, tan presentes dentro de la cultura popular, es sólo equiparable a la que tendrían Batman o Superman. Y naturalmente, sean o no fans, cada persona tiene su recuerdo de la primera vez que los conocieron. Para Alexander Skarsgard, un corazón roto lo unió al gorila gigante: 

“Mi primer recuerdo fue cuando era niño, tendría unos siete años y vi Tootsie, la película de Dustin Hoffman con Jessica Lange, y en ese momento me flechó la actriz, se convirtió en mi amor platónico. Después vi la versión de 1976 de King Kong que protagonizó Lange, y Kong tenía un crush con ella pero para mí ella era mi novia y eso me hizo enojar. Así que tengo un resentimiento con Kong desde ese entonces”.

El encanto que ha tenido Kong con el público a lo largo de los años se debe a que es una historia que evoca a la Bella y la Bestia, en donde el monstruo se enamora de la única humana que lo ha querido por cómo es; sin embargo, la sociedad lo usa para su diversión arrebatándole a su amor, provocando ira. Por su parte, las interpretaciones de Godzilla se han visto divididas por las diferentes eras que hay dentro de la cultura japonesa, cada era corresponde en gran medida al cambio de emperador, así que las películas de Godzilla se dividen en Era Showa (1954 – 1975) Era Heisei (1984 – 1995) Era Millenium correspondiente al cambio de milenio (1999 – 2004) y la Era Reiwei, del 2016 a la actualidad. En cada una de ellas Godzilla ha pasado de villano a héroe dependiendo de cada historia. 

Los enemigos en las películas de Kong y Godzilla no son las bestias sino los humanos y también se podría decir lo mismo a nivel narrativo: las historias de los humanos en varias de estas películas son totalmente desechables y entorpecen para ver a las verdaderas estrellas en acción. “La ventaja que tuvimos aquí fue gracias al personaje de Kong, él es un conducto para nuestra experiencia humana y que podamos empatizar con él, te puedes poner en su zapatos entender por lo que está pensando simplemente con verlo y cómo reacciona a las cosas” nos dice Wingard,

“Así que en esta película pudimos ser capaces, por primera vez, de presentar a los humanos en bloques de la trama, dejarlos ahí y simplemente seguir a los monstruos. No sólo en secuencias de peleas sino en otras que no involucran luchas. Como he tratado a Godzilla y a Kong es que son los personajes de la película y sólo era cuestión de darles el tiempo en pantalla que ellos se merecen y que la gente quiere”. 

Naturalmente, el elenco que aparece en Godzilla vs. Kong debe ser lo suficientemente llamativo para todo el público –lo suficiente como para no quedar opacados con tremendas estrellas–, especialmente para los que no son fanáticos del gorila o la criatura radioactiva. Cuenta con varias luminarias importantes, pero sólo una está acostumbrada a pelear con monstruos, ya sea del tamaño de un Demogorgon o de un gran reptil: Millie Bobby Brown, quien regresa para interpretar a Madison Russell, solo que ahora pudo darle mayor profundidad a partir de su pérdida:

“Personajes como Eleven o Enola Holmes, son fuertes y poderosas, naturalmente me llaman la atención ese tipo de heroínas. Poder volver a interpretar a Madison Russell llegó en un momento donde quería profundizar más sobre ella. En Godzilla Rey de los monstruos tiene un papel más inocente; el año pasado había fallecido mi abuela, y Madison perdió a su mamá, es entonces que toma como misión apropiarse de todo aquello en lo que su mamá creía.

Creo que ella se convierte en un personaje fuerte ahora en Godzilla vs Kong gracias a la historia que tiene, pero también yo buscaba que tuviera características como fortaleza, humor, disciplina. Creo que es importante que la gente cuando vea esta película, vean que ella no se rindió. Para mi esas fueron las principales cualidades, pero especialmente la fortaleza.”

En 1861, un gorila de gran tamaño el África ecuatorial nunca se imaginó que sería la punta de lanza para una decena de películas que girarían alrededor de grandes bestias, en un planeta donde, a 160 años de distancia, los humanos siguen siendo la especie más peligrosa de todas. Una pandemia nos ha puesto en nuestro lugar y ahora Godzilla vs Kong llegan para salvar la taquilla y para desconectarnos, por dos horas, de nuestra realidad.

“Todo lo que pasa en el mundo es terrible” nos dice Wingard “Es un buen momento para una popcorn movie porque parece que todos hemos peleado entre nosotros por mucho tiempo. Ahora parece que es momento de alejarnos y dejar que los monstruos peleen por sí solos y que nosotros simplemente olvidemos lo loco que es el mundo ahora.” concluye Adam Wingard.

https://www.cinepremiere.com.mx/godzilla-vs-kong-rescate-del-mundo.html

Publicar en:

Más información en ésta sección

Comentarios en ésta nota

Opina sobre ésta nota