Weekly News

ImprimirRecomendar nota

Sueño en otro idioma: El lenguaje universal del amor

Escrito por: Tomado de Internet

Ganadora de seis premios Ariel, incluido Mejor película, la cuarta película del cineasta mexicano Ernesto Contreras es un poderoso mensaje de identidad, aceptación, diversidad y amor.

Mientras el mundo seguía asimilando la llegada de Donald Trump a la presidencia de EE.UU. y México comenzaba a preocuparse tanto por el TLC como por el muro fronterizo, el poblado de Park City, en Salt Lake City, Utah, le daba una razón a nuestro país para sonreír. La tarde del 28 de enero de 2017 –a una semana de iniciada la era Trump–, el cineasta Ernesto Contreras recibía el galardón del público del prestigiado festival de Sundance por su película Sueño en otro idioma. “Este premio es un reconocimiento a la diversidad, la inclusión, la aceptación de uno mismo y de los demás; a nuestras raíces, donde estén y cualesquiera que éstas sean, con su imaginación y magia”, dijo el mexicano durante la ceremonia de premiación, de acuerdo con la revista Proceso. “Y debemos usar esta imaginación y magia para no construir más muros y estar unidos”. Rodeado de aplausos, el cineasta agregó: “Hagamos que nuestras voces sean escuchadas”.

Legado en peligro de extinción

“Cuando una lengua muere, se pierde una forma de ver el mundo”, dice Martín, un joven lingüista que viaja a una selva recóndita –fotografiada de manera prodigiosa por Tonatiuh Martínez– en la que una milenaria lengua indígena está a punto de extinguirse. La razón: sus dos últimos hablantes están peleados a muerte y juraron nunca más dirigirse la palabra.

“Hace algunos años, las primeras veces que contaba de qué iba la película, un colega me dijo: ‘No, eso suena aburridísimo. Mejor hazte un documental’”, nos dijo Ernesto en entrevista durante la edición 2018 del Festival Internacional de Cine en Guadalajara. “Fue ahí cuando pensé cómo hacerle para que [la película] no fuera una cosa antropológica sino una historia emocionante”.

Es así como la película Sueño en otro idioma nos lleva a lo más profundo no sólo de la selva, sino también de los recuerdos de sus protagonistas, Isauro y Evaristo, a quienes vemos en dos etapas de su vida: en su vejez (interpretados por José Manuel Poncelis y Eligio Meléndez) y en su juventud (encarnados por el ganador del Ariel Hoze Meléndez y Juan Pablo de Santiago). En ellas descubrimos que la verdadera razón de su enojo se debe a un viejo y complicado amor.

Su historia incluye a un personaje más: el zikril, una lengua que la producción creó específicamente para la cinta. “Invitamos a un lingüista a que nos ayudara con esto”, nos dijo Ernesto. “Y él creó algo completamente nuevo, diferente, con reglas, vocabulario, abecedario, pronunciación, sonidos y demás. Creó todo un manual y fue gracias a la enorme disciplina y pasión de mis actores que suena real, que tiene entonación y emoción”.

Aunque la construcción de esta historia se realizó a fuego lento, Ernesto afirma que no pudo haber sido de otra forma. “Eligio me puso un ejemplo que se me quedó muy grabado. Me habló de un vitralero que va poniendo color por color, pieza por pieza en una cosa gigantesca que, al final, construye algo espectacular. Y creo que las películas son eso: un vitral que vas construyendo, poco a poco, y que tiene que ver con color, sonido, música, imagen y emociones”.

Ernesto Contreras a la conquista del público

Por primera vez en la carrera de Ernesto, una película suya recibía un Premio del Público. Esto se repetiría en los festivales de Guadalajara, Florida y Minneapolis, al mismo tiempo que se llevaba los premios a Mejor guion y Diseño de producción en Huelva.

La cinta llegó a las salas de cine en medio de una etapa notable para Ernesto. Luego del éxito de la serie de Netflix El Chapo (la cual dirigió junto a José Manuel Cravioto), el cineasta trabajó en la filmación de Falco, una serie original de Amazon Prime Video, al tiempo que presidía la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas.

“Entonces ya descubriste el secreto de partirte en tres”, le dijimos en el Festival Internacional de Cine de Morelia de 2017. Él respondió con una sonrisa. Después le preguntamos sobre lo que eventualmente pasaría con la película en la siguiente entrega del Ariel, tomando en cuenta su papel como presidente de la AMACC. “Considero que la película debe buscar ser nominada porque no es mi trabajo nada más”, afirmó en aquel momento. La película será inscrita a todas las categorías de la premiación, exceptuando la de Mejor director. “Es el trabajo de todo un equipo talentoso que merece ser reconocido. Lo que menos quiero es causar algún malentendido o suspicacia y los sistemas de votación son muy transparentes”.

El viaje de Sueño en otro idioma culminó con 16 nominaciones al Ariel en 2018 y seis premios recibidos, incluidos Mejor película, Actor (Eligio Meléndez), Guion (Carlos Contreras) y Fotografía (Tonatiuh Martínez). Aunque afirmó tener sentimientos encontrados por no haber podido aspirar a una nominación a Mejor director, Ernesto afirmó estar contento por su equipo y tranquilo por anteponer, en esta ocasión, su rol de presidente de la AMACC por encima de su carrera como cineasta.

Luego del éxito logrado con el público internacional, Sueño en otro idioma se enfrentó al reto más grande de todos: conquistar a la audiencia mexicana. “La cinta nos dio la oportunidad de crear todo un universo, con personajes y conflictos que nos pudieran hablar de identidad, aceptación, diversidad y amor”, nos dijo Ernesto Contreras. “Me conmueve mucho escuchar las reacciones del público que la ha visto y, sobre todo, saber que conecta con todos ellos. Espero que esto empuje el interés de la gente en nuestro país por verla”.

Nuevo enemigo a la vista

«La película Sueño en otro idioma logró debutar en el sitio 17, con 150 copias y $0.91 MDP», escribía nuestro experto en números Edgar Apanco en su reporte semanal de la taquilla mexicana en abril de 2018. «Veremos si sus 16 nominaciones se traducen en mejores números para el siguiente fin de semana… aunque Avengers no le dará mucho espacio de maniobra», dijo al cierre de su espacio.

«¿De verdad?» escribió Ernesto Contreras en su cuenta de Twitter días después mostrando una fotografía donde su película se enfrentaba a una batalla desleal con la llegada voraz de Infinity War a los cines mexicanos. «¡Así Sueño en otro idioma dando batalla!» escribió.

La reacción a esa imagen no se hizo esperar. Las redes sociales sirvieron para ejemplificar a la perfección la forma en que absolutamente todas las películas –mexicanas o extranjeras– eran desplazadas por el estreno de la película más importante de los Avengers. Esto hizo que las posibilidades de ver Sueño en otro idioma o cualquier otro título en la pantalla grande prácticamente se esfumaran.

«Como mexicanos, en un país libre y plural, ¿por qué no puedes decidir qué quieres ver?», preguntó Ernesto Contreras en entrevista con la agencia EFE. Para él, la forma en que se exhiben las películas en México –basados únicamente en intereses comerciales– «es una práctica lamentable. Finalmente se asfixia la capacidad del espectador de elegir, se estrangula la pluralidad fílmica», afirmó en la citada conversación.

A su llegada a México, Infinity War acaparó el 96% de las pantallas de cine en nuestro país, de acuerdo a datos publicados por El financiero, mismo que apunta que de las 6,633 pantallas que operan en el país, 6,364 fueron para la nueva entrega el MCU.

Lo sucedido con Sueño en otro idioma –y otras tantas películas, como La 4ª compañía o La región salvaje, por mencionar algunos ejemplos– rescata de nueva cuenta el viejo debate sobre la regularización de la exhibición de cine mexicano en nuestro país. La comunidad fílmica no ha dejado de expresar su su preocupación y frustración por no poder exhibir su trabajo en su propio país.

Más allá de ser una cuestión contra el cine de superhéroes, a lo proveniente de Hollywood o a las decisiones tomadas por las exhibidoras mexicanas, para Ernesto Contreras esto es «simplemente una cuestión de regular, legislar y de que haya una igualdad de condiciones», como le dijo a la agencia EFE.

Tal y como lo afirmamos tras el estreno de La región salvaje: parece que, sin importar los premios o el éxito que una cinta mexicana tenga en el extranjero, ésta llegará a los cines nacionales a enfrentarse, totalmente desarmada, a ese tan temido monstruo de mil cabezas llamado «exhibición comercial»; uno que, muchas veces, parece invencible y que sólo podría combatirse con la confianza del público.

https://www.cinepremiere.com.mx/sueno-en-otro-idioma-ernesto-contreras-ariel-2018.html


Publicar en:

Más información en ésta sección

Comentarios en ésta nota

Opina sobre ésta nota