Weekly News

ImprimirRecomendar nota

Cómo ha impactado el cierre de la frontera

Escrito por: Tomado de Internet

Nogales, Son. Investigador de la Universidad Estatal de Arizona considera clave la diversificación, adaptación y apoyos a empresas para avanzar en la economía fronteriza

La pandemia del coronavirus ha afectado en todos los sectores y ha tenido un impacto especial en las ciudades de la frontera México-Estados Unidos, según revela una encuesta realizada por el Grupo Interinstitucional de Investigación (GIDI), del que forma parte la Universidad Estatal de Arizona.

Como medida para frenar la propagación del Covid-19 se decretó el cierre parcial de la frontera a partir del 21 de marzo pasado y, en un intento por evaluar su impacto sobre la economía fronteriza, el GIDI realizó una encuesta entre 139 empresas de los municipios de Nogales, Caborca, Puerto Peñasco y San Luis Río Colorado entre abril y mayo de 2020.

Las empresas encuestadas, en su mayoría, corresponden a giros comerciales, turísticos y de servicios tecnológicos, profesionales y de soporte, y cerca del 86% son establecimientos con menos de 50 empleados.

Francisco Lara Valencia, profesor de la Universidad Estatal de Arizona y miembro del GIDI, compartió los resultados de la encuesta a través de un artículo publicado en El Diario de Sonora, en el que resaltó lo siguiente:

• Al momento del levantamiento, el 94% de las empresas habían realizado ajustes en sus formas de operación. Un 16.5% de ellas dejó de operar.

• La mayoría de los negocios optaron por medidas para sortear los impactos inmediatos de la pandemia y esperar el retorno de la normalidad.

• Las empresas más vulnerables a la pandemia fueron los restaurantes, bares y cafeterías, seguidos por empresas de comercio al por menor, servicios profesionales, constructoras, y escuelas particulares.

• Aproximadamente el 41% de los negocios reportaron reducciones en la cantidad de personal, con variaciones según los sectores.

• El 80% de las empresas del sector turístico indicó haber reducido personal, y las empresas en centros turísticos, como Puerto Peñasco, reportaron la reducción más alta de personal y horas de labor.

• Los recortes de personal fueron generalizados en la industria de la construcción (62.5%) y los agronegocios (66.7%).

• Las empresas del sector manufacturero (11.6%) y de servicios médicos (28.6%) fueron las que menos reportaron reducciones de personal.

El catedrático comentó que la encuesta también reveló el “limbo” en el que algunas empresas quedaron luego del decreto emitido por el Gobierno del Estado el 25 de marzo de 2020, en el que se clasificó a la empresas como esenciales y no esenciales y ello determinaba su operación. Y en este punto se revelaron los siguientes datos:

• El 46% de los negocios se autoidentificaron como empresas esenciales, el 43.2% como no esenciales y 10.8% no supieron cómo clasificarse.

• El número de empresas que no pudo definir su estatus de esencialidad fue particularmente alto entre empresas de las ramas de servicios financieros y contables, y de tecnologías de información y comunicación.

Mientras que también se vieron afectadas las cadenas de suministro de las empresas, en especial en los municipios fronterizos:

• Cerca del 45% de las empresas reportó escasez de insumos necesarios para su operación.

• La escasez de insumos fue más severa en las empresas del sector médico (64.3%), comercio minorista (60.9%), y restaurantes y bares (52.4%), comercio mayorista (50%) y tecnología de información y comunicación (50%).

• La disrupción de las cadenas de suministro fue mayor en la frontera que en el resto del estado. Mientras que en Hermosillo y en Obregón el porcentaje de empresas que tuvo problemas de desabasto rondó el 33%, en Nogales y en San Luis Río Colorado los porcentajes fueron 43% y 61%, respectivamente.

Para el investigador, el cierre de la frontera traerá consecuencias a largo plazo, difíciles de medir y evaluar de forma aislada, dada la magnitud de su impacto y el hecho de que no existe precedente de una situación como la que se está viviendo, aunado a la carencia de una fecha de apertura de la frontera que lleve a restablecer los vínculos que conectan las economías de ambos lados de la frontera, como lo son el empleo, el consumo transfronterizo, el turismo, las cadenas de proveeduría y el offshoring.

Lara Valencia señaló que dependerá en gran medida de la capacidad de adaptación de las empresas el subsistir, así como la necesidad de apoyos por parte del Gobierno, tanto a nivel económico como de capacitación para las empresas, en especial las micro y pequeñas empresas que emplean a casi la mitad de los trabajadores en el sector privado en las ciudades de la frontera.

El integrante del Grupo Interinstitucional de Investigación agregó que la economía del sur de Arizona se ha visto aún más impactada por el cierre de la frontera, en comparación con la del lado mexicano, debido a que centra en gran parte su economía en el turismo proveniente de México, por lo que hizo hincapié en la necesidad de diversificar su economía para hacer frente a la crisis que ha traído la pandemia.

“Es necesario actuar ahora para fortalecer la resiliencia de los negocios fronterizos y crear un mejor futuro para toda la región”, expuso.

http://www.eldiariodesonora.com.mx/notas.php?nota=153601


Publicar en:

Más información en ésta sección

Comentarios en ésta nota

Opina sobre ésta nota