Weekly News

ImprimirRecomendar nota

Proponen cubrebocas especial en comercios para ayudar a personas con discapacidades auditivas

Escrito por: Mariela Arvayo

Cananea, Sonora, a 09 de julio de 2020.- En Cananea residen alrededor de 30 personas sordas y muchas más con alguna discapacidad auditiva o problemas asociados con el lenguaje, de esta minoría solo un reducido por ciento dominan la Lengua de Señas Mexicana (LSM), sin embargo ante la pandemia este pequeño colectivo ve afectada su forma de interacción y comunicación con los demás debido al uso del cubrebocas.

Palmira Peralta, es una madre de familia de esta ciudad minera, dos de sus hijos Tomás y Palmira Luján son sordos de nacimiento y en entrevista con ellos, con su madre como intérprete mencionaron que pertenecen a un grupo de LSM de los Testigos de Jehová, donde más de 25 personas que no son sordas conocen la lengua, se comunican semanalmente por medios digitales para compartir pensamientos bíblicos y convivir, lo que les ha permitido hacer llevadero el aislamiento.

Señalaron que la mayoría de las personas no conocen la LSM por lo que ellos tienen que valerse de otras formas para entender o darse a entender siendo lo más usual leer los labios de su interlocutor. Aunque permanecen en casa debido a que ambos jóvenes actualmente no trabajan, son independientes y salen a realizar actividades esenciales, algo que ahora se les dificulta, dijeron que sería muy bueno que se permitiera que los comerciantes usaran un cubrebocas especial, careta o al menos descubrirse el rostro un momento.

En armonía con la campaña de elaboración de cubrebocas de Casa Grande, los organizadores señalaron que se suman a la iniciativa de inclusión al entregar caretas gratuitas a los comercios con este fin, sin embargo en busca de replicar la confección de un cubrebocas especial que permite tener los labios visibles, necesitan gestionar más recursos ya que se requieren otros materiales así como diferente mano de obra de la que usan para las piezas normales que hacen los voluntarios.

También sería necesaria la intervención del Comité Municipal de Salud para que autoricen y regulen que el personal de comercios y prestadores de servicios básicos cuente con al menos alguien designado para atender a las personas sordas y con discapacidades auditivas con careta para dejar visible el rostro completo y en caso de los que puedan contar con cubrebocas especial que lo usen en sensibilización e inclusión hacia este sector.


Publicar en:

Más información en ésta sección

Comentarios en ésta nota

Opina sobre ésta nota