Weekly News

ImprimirRecomendar nota

La Florencia pospandémica se enfocará en la cultura y ecología

Escrito por: Tomado de Internet

Florencia. La mayoría de los museos de Florencia ha reabierto, lo cual hace pensar en un regreso a la normalidad. Aunque los pocos residentes del Centro Histórico (unos 10 mil, según un estudio de La Sapienza) no logran animarla y no todos han reiniciado actividades.

En entrevista para La Jornada, el alcalde Dario Nardella comenta sus planes para reactivar la ciudad después de la pandemia, teniendo como objetivo central el impulso a la cultura y a la ecología, además de una reorganización del sobreturismo.

–¿Cómo ha afectado el Covid-19 a la ciudad?

–La pandemia ha resultado un shock económico sobre todo en el Centro Histórico, muy dependiente del turismo y de los servicios. Sin embargo, la ciudad tiene una economía diversificada en el área metropolitana, alguna de excelencia nacional, como el sector farmacéutico y de la alta moda. Aquí están Gucci, Ferragamo, Stefano Ricci y Fendi, entre otras casas de diseñadores.

Rinasce Firenze

–Recién presentó un proyecto para el rescate del Centro Histórico. ¿En qué consiste?

–Se llama Rinasce Firenze, y tiene el propósito de diversificar los sectores económicos del centro de la ciudad, incentivando el regreso de los residentes y teniendo como objetivo un turismo de calidad y universitario. La ciudad cuenta con la presencia de 45 universidades estadunidenses, donde los estudiantes permanecen de seis meses a un año, tiempo en el que establecen un vínculo con la ciudad. Quisiéramos que vinieran también universidades chinas y rusas, y que Florencia se convirtiera en la capital mundial de la alta formación.

“Nos interesa también un turismo de lujo, capaz de gastar, y uno relacionado con las actividades. Por ejemplo, hemos nominado a Florencia, junto con las ciudades de Bolonia y Génova, como candidatas para las Olimpiadas de 2032.

–¿Qué cambiará?

–Queremos frenar el turismo de pisa y corre. Muy pronto cerraremos los autobuses turísticos que no podrán descargar pasaje en las puertas del centro, y en breve tampoco de todo el municipio. Ello permitirá contener la afluencia de grupos diarios que representan el verdadero problema de la ciudad. Antes de la pandemia llegaban 360 autobuses diarios, cada uno con 50 personas llegando así a los 20 mil visitantes.

“Estamos trabajando mucho con la smart city para controlar las filas frente a los museos, así como los flujos de turistas, pero es muy difícil gestionarlo. Por ahora, ninguna de las ciudades de sobreturismo, como Venecia, París y Barcelona, han logrado contenerlo, pero intentaremos.”

–¿Fomentar el regreso de los residentes no sería un control natural?

–Sí, lo estamos contemplando. Por ejemplo, en la zona de Santa María Novella se rentarán 50 pequeños departamentos para parejas de jóvenes, que pagarían un alquiler reducido. Haremos otras acciones como esa. Además, regularemos también los Airbnb y equivalentes, para ayudar a traer de vuelta a los residentes.

La apuesta, a un turismo más consciente

–En su proyecto afirma que quiere emprender el renacimiento de la ciudad mediante el arte y la cultura.

–Sí, Italia está entre los últimos países en gasto cultural. A pesar de ello, Florencia es la ciudad italiana donde se invierte más en ese sector. Antes de la pandemia gastábamos anualmente 119 euros por cada ciudadano, más del doble que Roma y Milán. Sólo que ahora estamos experimentando una situación muy difícil.

“El coronavirus ha desencadenado una crisis económica, por ello haré una gira por las principales capitales del mundo en busca de benefactores, pero también de inversionistas para la cultura. Me refiero, por ejemplo, a proyectos de restauración que luego sirven para dar empleo a los jóvenes restauradores, así como a los actos del mundo del espectáculo, del teatro.

“La cultura puede ser un incentivo tanto de inversión como de trabajo. Es decir, crear empleos por medio de la cultura es fundamental. Para nosotros, este rubro es un motor de transformación del turismo. Cuantos más actos artísticos haya, más visitantes conscientes e instruidos vendrán, y más larga será su estadía. Se quedarán para los espectáculos, los conciertos, para visitar museos.

–¿Y las periferias?

–Se ha hecho un debate público para crear una sede secundaria de los Uffizi. Se llamará Uffizi 2 y estará ubicado en las afueras del centro para crear nuevos polos de atracción, permitiendo a su vez una mejor distribución del turismo en el territorio.

–En las crisis de 2008 y de 2013 en Italia se recortó duramente a la cultura, creando un empobrecimiento de la población. Un pueblo poco instruido no puede pensar en la justicia social, ni en transformar un país para superar la crisis actual. ¿El municipio de Florencia hará recortes presupuestales a la cultura?

–No, al contrario. Invertiremos más que nunca en cultura y medio ambiente. Sin embargo, es necesario que el gobierno federal lo haga también, ya que destina muy poco. Italia, por ejemplo, invierte casi la mitad de Francia en términos del porcentaje del PIB, cuando somos el país más importante en térmi-nos de cultura.

https://www.jornada.com.mx/ultimas/cultura/2020/06/06/la-florencia-pospandemica-se-enfocara-en-la-cultura-y-ecologia-5560.html


Publicar en:

Más información en ésta sección

Comentarios en ésta nota

Opina sobre ésta nota