Weekly News

ImprimirRecomendar nota

Campo MINADO

Escrito por: Sara Thomson

EL JUEGO DE LAS ELECCIONES

Hermosillo Sonora.- El despertar de este año ha venido cargado de todo este espectáculo de la cartelera política que fue calendarizado para el 2018 en la Agenda de México y evidentemente de Sonora. A veces los enfrentamientos entre los militantes de los partidos interna y externamente, nos llevan a un sentimiento de decepción, porque al final de cuenta en una u otra forma, a TODOS nos une una historia sencillamente porque somos sonorenses.

La más de las veces el sentimiento rebasa,  a través de la opinión pública,  al razonamiento y a la lógica, porque es  inducido y la inercia es de no reflexionar.

En estos días  pre electorales, la carga emocional y de responsabilidad  no puede estar más pesada para los dirigentes de los mundialmente desprestigiados PARTIDOS Políticos.

No obstante nos pudiera señalar cualquiera, “el proceso electoral es algo muy serio”,  porque está en “juego” el futuro, la verdad es que la tarea de encontrar figuras políticas competentes a la hora de gobernar, es una tarea que tendría que resolver la sociedad solo a través del razonamiento del voto y no del voto de castigo.

Sin embargo  si hacemos un análisis puro,  el proceso electoral al final es en esencia un “JUEGO” desde que se dá una COMPETENCIA y los partidos no son otra cosa que equipos.

Entonces, en la fase de selección de jugadores llamados candidatos, que representan a los equipos llamados Partidos, el dirigente enfrenta un DILEMA: 1.- A quien seleccionó para ganar la competencia 2.- Bajo cuál estrategia.

El problema que no es un asunto de apreciación simple, se requiere en primer lugar evaluar la circunstancia del equipo y de los jugadores propios, tanto como la circunstancia y posible estrategia de los jugadores y equipos oponentes.

Los últimos días hemos observado en los Partidos Políticos sufrir de un virus que en la teoría de los Juegos se reconoce como EGOISMO INDIVIDUAL, que es la actitud de un actor que suele tomar decisiones que pueden volverse contra el interés conjunto de un equipo. Tal vez,  y es el caso, porque no hay libertad plena para hacer cálculos aritméticos. Lo cual en estos tiempos de alta convivencia con la tecnología ese puede ser un gran error.

El análisis ante este DILEMA no es tan simple en caso de las Elecciones en MÉXICO, porque en un juego de competencia simple o se pierde o se gana, pero si ocurre que algunos de los que pierden también gana algo, entonces diseñar estrategias es muy complicado porque el  escenario se llena de muchos jugadores mal intencionados.

A pesar de cualquier complicación en el entendimiento de esto que parece un enredo, la verdad es que la motivación de cualquier actor participante en el juego de las elecciones es: GANAR ALGUNA VEZ o LA POSIBILIDAD  DE GANAR, para nada es LA SUPUESTA rezagada LEALTAD AL PARTIDO.

Si en una secuencia de juegos previos de un equipo queda más que probado que la posibilidad de competir y por lo tanto de ganar es muy baja y hasta nula, pues la consecuencia lógica es que el competidor se LEVANTE DE LA MESA, o sea se cambie de equipo y en este caso de partido político. Ya dependerá del tamaño del estratega  del equipo que “compre” al jugador que deberá evaluar su circunstancia y también deberá tener la habilidad de convencer a sus actores de mantener la cooperación, tanto como de abstenerse de la obtención de beneficios  individuales mal conducidos, ya que las decisiones por conveniencia propia no necesariamente conducen al mutuo bienestar, mucho menos a la seguridad de un proyecto, eso sin considerar que está científicamente comprobado que la estrategia a la inversa, ofrece  GARANTIAS TOTALMENTE MEDIBLES.

A nadie le sorprende o le espanta, que los equipos de grandes ligas de los deportes del mundo,  cambien o compren jugadores, sin tomar en cuenta el tiempo que han portado la camiseta ni a sus seguidores. Está más que visto que utilizan esa misma estrategia para ganar una y otra vez lo que ellos también llaman CAMPAÑAS.

Cuando el futuro llega causa confusión y a veces sentimientos encontrados, pero una vez que llega es para quedarse… tardamos en subirnos pero al final se suben todos…eso si…por lo regular el primero que se sube, se sube enfrente.

Algunos entenderán poco…pero otros entenderán todo...  ¿No creen?.


Publicar en:

Más información en ésta sección

Comentarios en ésta nota

Opina sobre ésta nota