Weekly News

ImprimirRecomendar nota

Campo MINADO.   EL EXGOBERNADOR BOURS ENVIA UNA CARTA

Escrito por: Sara Thomson

HERMOSILLO SONORA A 09 DE OCTUBRE DE 2017.- Con fecha 06 de octubre circuló en algunos medios de comunicación y redes sociales, una carta firmada con por el ingeniero Eduardo Bours Castelo, exgobernador del Estado de Sonora del año 2003 al 2009.  Para opinar si un ejercicio como este tiene un significado simple, bastaría con calificarlo  como un hecho singular y para nada sorprendente sobre todo en estos tiempos.

Seguramente la famosa carta  ha sido motivo de especulaciones y comentarios de mesas de café, que en un criterio inmediato han considerado el ejercicio como una “intervención”. Y es que de hecho lo es.

Más allá de que pudiera ser a una intención trazada a partir de una supuesta estrategia de grupo, el hecho en sí responde a un cuadro sintomático de una sociedad que apresura su paso hacia una nueva era, que si bien ha comenzado lo que podíamos llamar su metamorfosis, nada garantiza que el proceso no sea lento y presente la resistencia natural  que aparece siempre.

Aunque en síntesis la carta es una declinación formal a la posibilidad de emprender una carrera hacia el Senado de la república por la vía independiente, en su escrito el exgobernador subraya escenarios que vale la pena analizar pero sobre todo reflexionar.

Ante su visible simpatía por el tema se refiere de manera específica a la que él llama “utilidad” de las candidaturas independientes.

Expone que estas aun presentan marcadas desventajas tanto por aspectos de financiamiento como  de procedimiento, contra la fuerza de los partidos políticos que aunque los calificó como un “lastre” para el desarrollo del sistema democrático, también los reconoció necesarios “para la democracia representativa y participativa”. Subraya por supuesto, la ausencia de proyectos ideológicos y sobre todo el tema de la selección de los candidatos, situación que dejó en claro se daba en todos los partidos.

Pero de toda esta deformación de principios y actitudes en los partidos, la gran mayoría de los actores del círculo político tienen no solo información detallada, sino plena conciencia de estar vinculados en teoría y en práctica, a veces por acción y otras más graves por omisión. Es un enredo histórico “resignadamente desarticulado”, si se entiende la expresión. Pero en resumen de que todos lo saben…lo saben.

Pero el nuevo dibujo en la escena política es la novedosa “intervención” de un reciente gobernador a través de un medio tan sólido como es una carta, con firma, lugar y fecha. Porque líder no solo es quien está en la punta del triángulo de una organización o encabeza una lucha enarbolando una causa, también es líder quien tiene socialmente el peso específico para expresar un pensamiento colectivo  y convertirse en una innegable influencia social.

Y sí….todas las organizaciones políticas deben acercarse más a la gente, pero si este despertar se traduce a convocar a una participación activa de la “sociedad organizada” entonces el espectro si comienza a redibujarse. Claro que esto implicaría que tanto “líderes de opinión” como medios de comunicación emprendieran acciones certeras y abiertas  para fortalecer esa representatividad y que la voz y la influencia de la sociedad civil tuviera  peso y rumbo. Pero si vamos a seguir viendo jugar tenis y dos nomas juegan y el resto de los ciudadanos nomás movemos la cabeza de un lado a otro, pues entonces no tendrá sentido jugar a pasar la bola. Sí, también es cierto, los valores son importantes se reconocen y se admiran, pero si vamos a ser persistentes hay que meditar con qué… si hay que ser leales…pues depende de a quién y si hay que ser congruente…pues simplemente hay que serlo.

Hay quienes puedan criticar por todo esto al exgobernador de Sonora que por sobre todas las cosas ejerce un legítimo derecho, fruto de su carrera y de su historia.  Quizás las acciones por seguir son propuestas que le den fortaleza a una iniciativa valiosa en la búsqueda del equilibrio… tan válido como a escuchar otras,  antes que conformarnos con vivir en la eterna protesta y en la oscura omisión. ¿Ustedes que opinan?.

 

 

 

 

 

 


Publicar en:

Más información en ésta sección

Comentarios en ésta nota

Opina sobre ésta nota