Weekly News

ImprimirRecomendar nota

Visibiliza exposición el horror intrínseco a las personas

Escrito por: Tomado de Internet

El Museo Mural Diego Rivera, con la finalidad de difundir el acervo artístico de los recintos del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), acoge la muestra Monstruosismos y nueva figuración.

La exposición reúne 43 obras con rostros y cuerpos deformes, distorsionados, estilizados y caricaturizados que encarnan el horror, algo intrínseco a la condición humana.

De acuerdo con el director del museo, Luis Rius Caso, el monstruosismo, nueva figuración o nuevo humanismo es una noción del arte figurativo, el cual comenzó en América y Europa al finalizar la Segunda Guerra Mundial, tuvo un impulso renovado en los años 60 del siglo pasado y continuó hasta los años 80.

Este monstruosismo tiene que ver con una definición del ser humano al término de la Segunda Guerra Mundial, cuando se entera la humanidad de las bombas atómicas, de los campos de exterminio, de todo el horror que había sido esa guerra, siente la necesidad de una definición visual y diferente de la persona.

Rius Caso explica que los artistas, consternados por las atrocidades, estaban interesados en descubrir la parte humana negada o escondida en esas representaciones falsas y naturalistas, así que decidieron retratar el interior de la persona y volverlo exterior; y uno de los pioneros en Europa fue Francis Bacon (1909-1992), conocido como el pintor más oscuro del alma humana.

La exposición, que incluye pintura, dibujo, gráfica, escultura y fotografías de José Luis Cuevas, Diego Rivera, Manuel Felguérez, Julio Galán, Rafael Coronel, Vladimir Russakov, José Clemente Orozco, Karel Appel, Henri Cartier-Bresson y Arnold Belkin, es una secuela de la que se presentó en el Museo de Arte Moderno (MAM) y concluyó el pasado abril, con obras diferentes y centrada sobre todo en la acepción de la nueva figuración.

Al respecto, el director del museo sostiene que la nueva figuración tuvo un segundo momento en América Latina y sus exponentes fueron José Luis Cuevas, Rafael Coronel, Arnold Belkin y Artemio Sepúlveda.

El monstruosismo artístico tuvo como objeto de análisis a la condición humana, al monstruo que se esconde en la pulcra apariencia humanista.

Arte y existencialismo filosófico

“Es un arte –explica Rius Caso– marcado por la guerra fría, la Segunda Guerra Mundial, después por la Revolución cubana, cuando se creía que era un momento utópico de la humanidad, por la legión del Caribe que actuaba en América Latina con fines utópicos, pero también por desastres como son los problemas de la región y la guerra de Vietnam.

“Es un arte un poco triste, político, pero no panfletario. Afirma la subjetividad del ser humano, que es un poco, yo pinto como veo al mundo, no como tiene que ser; y eso hizo Cuevas.

La nueva figuración es traer la subjetividad, el interior del cuerpo hacia fuera y pintar o dibujar la apariencia interior del ser humano, y esto se hace a partir de la descomposición de figuras, de lo grotesco, y también se trabaja la estilización y la caricaturización.

Monstruosismos y..., con la colaboración curatorial de Daniela Tarazona, aborda ese tema inspirado en una estética que se opuso a las representaciones clásicas de la figura humana, y en opinión de Rius Caso, los creadores que siguieron esta tendencia buscaban, primero, sorprender al público con las figuras deformes para que sintieran repulsión, y luego esa obra estética deforme y exagerada que provocaba un primer rechazo del espectador al final invitaba a reflexionar sobre la emoción estética, pues se trataba de un arte ligado al existencialismo filosófico.

Es un arte muy intelectual, que trata de leer al individuo, quien tiene un rostro humano más o menos reconocible, aunque no muy obvio ubicado dentro de un contexto, añade Luis Rius Caso.

Con obras procedentes del acervo del MAM y de cinco colecciones públicas y privadas, Monstruosismos y nueva figuración concluirá el 17 de septiembre en el Museo Mural Diego Rivera (Balderas y Colón s/n, Centro).

http://www.jornada.unam.mx/2017/08/22/cultura/a04n1cul


Publicar en:

Más información en ésta sección

Comentarios en ésta nota

Opina sobre ésta nota