Weekly News

ImprimirRecomendar nota

Ceferina Banquez, el ancestral canto afro como resistencia

Escrito por: Tomado de Internet/ Milenio

Ciudad de México

Desde que regresó a su finca en la región de los Montes de María, Colombia, la vida en el campo es más tranquila, asegura Ceferina Banquez. Ahí vive de la siembra del ñame, plátano, arroz, yuca y de la venta de estos en la playa. Pero Ceferina tiene un talento que traerá de viaje a México esta semana: el canto ancestral. 

Para ella, es una forma de resistencia contra la violencia que vivía en Guamanga, lugar en el que creció. Perteneciente a una familia de “viejas cantadoras”, Ceferina aprendió desde niña a enfrentar la violencia a través de su voz cantando sobre su día a día; hoy compone sus propias canciones en las que habla sobre la vida en el campo, además de letras que retratan la problemática social y la violencia de su región.

Ceferina se presentará este 4 de agosto en el Foro al Aire Libre de Casa del Lago a las 20:30, en donde también se proyectará el documentalCantadoras. Memorias de vida y muerte en Colombia, de María Fernanda Carrillo Sánchez, a las 19:00, en el que la socióloga y documentalista retrata la vida de Ceferina y otras cuatro mujeres involucradas en los ritmos que caracterizan a este país. 

"Cuando empecé a cantar, mi vida fue cambiando y fui olvidando un poco lo que viví por la violencia”

En conferencia telefónica, Ceferina habló de cómo retomó sus raíces africanas y se acercó a la música: “Tuve que salir de mi finca porque la violencia era muy fuerte en ese sector. Empecé a cantar cuando regresé: salí de mis tierras en 2001 y en 2007 retorné. Cuando empecé a cantar, mi vida fue cambiando y fui olvidando un poco lo que viví por la violencia”.

El concierto Bullerengue por la paz es un recuento de la vida de esta cantadora colombiana en el que interpretará temas que hablan “del desplazamiento, la independencia de los negros africanos que mis abuelos me contaban, la esclavitud y la importancia de la paz”.

Ceferina cuenta que la violencia ya no le impide la vida: “antes no estaba uno tranquilo porque en cualquier momento se escuchaban los tiroteos, las bombas, las personas lamentándose de los muertos que dejaban en cualquier parte del campo. Pude regresar a Guamanga en 2007 porque la violencia bajó mucho, pero es hasta ahora que podemos vivir más tranquilos en el campo”.

El bullerengue, explicó, es la música más tradicional de la raza afro que se encuentra en Colombia, descendiente de la cumbia. Está compuesto de tres aires: el canto, el son y los tambores. 

“El bullerengue es un canto alegre que se compone de dichos, versos y recuerdos que uno lleva de muchos tiempos atrás. Estos recuerdos son lo que inspiran mi composición”. 

Ceferina recordó que antes de cantar bullerengue, cuando era niña, cantaba canciones rancheras y boleros mientras su mamá tocaba la guitarra.

Ahora no sólo lleva la tradición de la música afro a otros lugares sino que, dijo, sigue sembrando sus tierras y  baja de la montaña para vender en la playa plátano, ñame, arroz y yuca porque asegura: “Yo no dejo mi trabajo de siempre porque esto es lo que nos da la vida a mí y a mis hijos”.

Ceferina Banquez y sus cantos ancestrales de Guamanga —nombre de la agrupación— ya prepara su segundo material discográfico a lanzarse para fin de año. Anteriormente recibieron el Premio a la Dedicación del Enriquecimiento de la Cultura Ancestral de las Comunidades Negras, Raizales Palenqueras y Afrocolombianas, con su primer disco Cantos ancestrales de Guamanga (2010).

 

Recuperar la memoria ancestral

En el documental Cantadoras. Memorias de vida y muerte en Colombia, Fernanda Carrillo buscaba "cruzar los temas de las mujeres, la memoria y la música. Yo vi en las cantadoras esa práctica continua de hacer memoria con sus cantos desde el punto de vista de las mujeres".

Antes de cantar bullerengue, cuando era niña, cantaba canciones rancheras y boleros

Carrillo también estaba interesada en la memoria del conflicto, no solo en la parte del Caribe, que es la región en la que vive Ceferina y de donde viene el bullerengue y la cumbia, sino también del Pacífico Colombiano.

"Me interesaba mostrar esto como unatradición ancestral y como una manera de recordar la importancia de la resistencia pacífica ante la violencia, además de cómo las personas esclavizadas construyeron sus propios cantos fúnebres para celebrar la muerte como una forma de liberación a la esclavización".

La documentalista afirmó que Ceferina al igual que las otras mujeres que aparecen en su largometraje —que se presenta como parte de las actividades de la Muestra Internacional de Cine con Perspectiva de Género 2017— son un ejemplo porque responden a la violencia con un canto, sembrando la comida que consumen a diario y rompen el círculo de violencia con su creación.

Aquí el tráiler de la cinta:

http://www.milenio.com/cultura/ceferina_banquez-reina_bullerengue-concierto-colombia-mexico-milenio-noticias_0_1004299933.html


Publicar en:

Más información en ésta sección

Comentarios en ésta nota

Opina sobre ésta nota