Weekly News

ImprimirRecomendar nota

CAMPO MINADO

Escrito por: Sara Thomson

LAS TELEVISORAS

 “Tienen el Valor o les Vale”

 

En días recientes apareció en la pantalla de trasmisión del ahora Canal de “Las Estrellas”, que por cierto no se entiende muy bien la constante evolución del nombre, un moño negro distintivo del luto de la Empresa por el fallecimiento de uno de los grandes. Valentín Pimstein Weiner gran productor de telenovelas mexicanas; pionero del género de la novela rosa para la cadena mexicana Telesistema Mexicano, en la actualidad Televisa. Fueron él y Ernesto Alonso los dos grandes de las telenovelas mexicanas que le dieron la vuelta al mundo. Pimstein fue el séptimo hijo de nueve de una familia ruso-judía, propietaria de una vidriería en el Barrio Brasil, en Santiago de Chile. Su afición por las historias románticas y melodramáticas nació bajo el alero de su madre, una asidua consumidora de radionovelas y cine mexicano, y se desarrolló de forma paralela con su interés por el teatro según cuenta su biografía.

Es inmensurable la cantidad de generaciones sobre todo de mujeres que fueron impregnadas por este estigma del romanticismo de la llamada telenovela rosa, que llenaba los hogares de las familias mexicanas desde la última parte de los 60´s y por varias décadas. Ernesto Alonso mexicano nacido en Aguascalientes, Inició su carrera como actor estudiando teatro en Bellas Artes. Su primera participación en el medio del espectáculo en la película Papacito lindo de 1939 junto a Fernando Soler, su más grande papel en el cine fue interpretando a "Archibaldo de la Cruz" en Ensayo de un crimen. Su última participación en cine fue en Coronación, película que protagonizó en 1976 junto a Carmen Montejo.

El llamado señor Telenovela dio vida a un género mucho más intenso, con cierto tinte de suspenso o géneros histórico-biográficos que dieron cabida a grandes producciones como EL CARRUAJE, EL VUELO DEL AGUILA.

Televisa junto con estos dos grandes talentos, también dio vida a personajes inolvidables como VIVIANA y LA COLORINA o la legendaria RINA, o CATALINA de CUNA DE LOBOS. Fue una época dorada en que la televisión cumplía sanamente con el objetivo para que fue creada “entretener”.

Y la historia corrió así, desde la legendaria SIMPLEMENTE MARIA con Fanny Cano, MUCHACHA ITALIANA VIENE A CASARSE que le dio vida Angelica María, sin olvidar los domingos HERDEZ que trajeron YESENIA y LA MALDICION DE LA BLONDA.

Y luego el boom de la telenovela venezolana como ESMERALDA, LA ZULIANITA producidas por VENEVISION.

Hubo otra fase interesante en que televisa hizo una gran contribución a la sociedad mexicana con sus grandes producciones VEN CONMIGO Y ACOMPAÑAME que eran una clara guía para la superación de las familias, en el que se hacía promoción a las novedosas campañas del gobierno para educar a los adultos y la planificación familiar. Su éxito fue tal que materialmente aportaron grandes avances en estos renglones a la vida de los mexicanos.

No se necesita ser un experto en sociología para saber que la televisión y sus barras de entrenamiento familiar aportaron y fueron de suma influencia en la educación de los jóvenes y niños de aquella época. Hubo grandes producciones infantiles, como MUNDO DE JUGUETE Y CHISPITA que aportaban una enorme cantidad de valores, que es cierto, terminaban en finales felices que para la opinión de muchos eran situaciones inalcanzables, pero que sin lugar a duda brindaban una esperanza provocando que todos esos niños y jóvenes crecieran pensando que, si eras el bueno de la novela, tu final sería el feliz.

No podemos negar tampoco que la sociedad comenzó a cambiar y en los últimos años y quizá desde la famosa MARIA LA DEL BARRIO, ya  no se cautivaba tanto, ya que las producciones eran refritos de las originales, pero, aunque al parecer eran mejores producciones, la opinión pública empezó a rechazarlas, no obstante que tuvieron gran aceptación en muchísimos países del mundo y le dieron a ganar fortunas a Televisa, circunstancia a la que se sumaron las cadenas de habla española en Estados Unidos TELEMUNDO Y UNIVISION.

Hoy la realidad es muy distinta, un día LA REYNA DEL SUR se apodera de la pantalla chica y México entero se vuelve adicto a la serie. Después de eso han sido innumerables las producciones en torno a los temas de violencia que particularmente involucran mujeres. Es triste pensar que el mundo por el que tantas mujeres lucharon por conquistar y que costó tanto esfuerzo y lágrimas, ahora se vea coronado por historias ficticias de mujeres en política con actividad delictiva y por igual mujeres líderes de grupos criminales que se vuelven heroínas por su frialdad para cortar cartucho. Tal vez no sea tan reprobable la escenificación de historias de vida real que de alguna forma también son eso, “historia”, pero es tremendamente paradójico que Televisa tenga promocionales donde presenta bebés recién nacidos, con un discurso incongruente que va mas o menos así: “el no nació ladrón, el no nació criminal…” Pues no…pero ahí están las nuevas producciones de las televisoras, que por cierto hasta compiten y ahora en “televisión abierta”, que los invitarán a serlo. La gran mayoría de los niños y niñas de este país son mexicanos con altas necesidades que sueñan con un mundo mejor, ese mismo, que ven que los demás tienen. Ahí están las televisoras mostrándoles un camino, una esperanza que no puede ser más ficticia…pero más que todo es cruel y abusiva. Es lamentable y alguien tendría que reflexionar y hacer algo porque es evidente que habrá consecuencias…¿TENDRAN EL VALOR...O LES VALE?.

 


Publicar en:

Más información en ésta sección

Comentarios en ésta nota

Opina sobre ésta nota